lunes, enero 23, 2006

Desconcentrado

Cuántos cerebros funcionan en nuestra cabeza al mismo tiempo? Un conjunto de principios y valores nos pueden llevar a actuar de cierta forma. Dentro de nuestra misma cabeza podemos sentir la fuerza de otro conjunto de principio y valores que resisten o desvían nuestras energías. Dos son pocos, a veces parece toda una comunidad de opiniones y sentires en discordia. El diálogo interno se exalta por momentos, una discusión caótica que llega a paralizar la actividad ante un encuentro de fuerzas opuestas que se rehusan a ceder ante los argumentos contrarios. No se trata de un momento de inactividad, al contrario, es posible considerar el momento como un exceso de actividad no manifesta. Hay momentos dolorosos donde todo parece estancarse debido al tiempo transcurrido sin que los acuerdos entre las partes comiencen a aparecer; incluso se llega a situaciones cíclicas y hay que volver a empezar el tironeo antes de que algunas grandes verdades aparezcan en medio de la mesa de discusión; al menos eso llevará a las partes enfrentadas al uso de los mismos términos. Tiene la razón quien logra explicar la realidad observada de forma mas simple con sus creencias. La atención del cuerpo es atraida y alejada de las diferentes partes del cerebro que buscan gobernar. El cuerpo es pueblo, el cerebro el senado. Coaliciones, asambleas disueltas, principios democráticos en acción, golpes de estado con tintes dictatoriales, llamados a la calma y reinicio del diálogo. La pereza no es más que la frustración sentida por el cerebro seccionado ante la desarmonía de una discusión interminable.

1 Comments:

Blogger L said...

Interesante descripción de la pereza. Tocas temas que desarrolló Hesse en Lobo Estepario y algunos de los supuestos de Osho frente a la supuesta inactividad.
También me recuerdas cómo me comienzo a sentir mareada al beber, momento justo para detenerme.

1:10 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home