martes, noviembre 08, 2005

banlieues chaudes

La traducción exacta del título de esta crónica es suburbios calientes. Es irónico, pero esa expresión es de uso común y no tiene nada que ver con los coches (y ahora escuelas) incendiados de los últimos días. Un barrio caliente en francés quiere decir aquel donde abundan adolescentes (y adultos) desempleados que pasan sus días a drogarse y a asaltar al pasante.
Comenzaré mi narración con una anécdota de unos días después de mi llegada a Francia en 2001. Llevaba apenas un par de noches de haberme instalado en una residencia universitaria en la ciudad de Clichy, a unos cientos de metros a las afueras de Paris (intra-muros). Mi primer día de clases y una parisina de mi grupo me invita a comer con sus antiguos compañeros del liceo (hijos de diplómaticos y de apellidos conocidos en los medios); después de las respectivas presentaciones, y un poco como haría también cualquier chilango, necesitan etiquetarme y me preguntan dónde vivo. Clichy? ah, cerca de la plaza de clichy? No, en Clichy mismo. ...!! Mi amiga en secreto les explica que yo no sabía en dónde me metía. Total que en un par de segundos entendí muchas cosas: 1. Que lo que yo creía ser un barrio tranquilo muy cerca de todo por estar junto a una línea de metro que atraviesa la ciudad, resulta ser un barrio no digno, y que de una vez podía irme poniendo la capucha de la sudadera y hablar como rapero con los brazos arriba de los hombros porque me había vuelto un banlieusard. 2. Que nadie me iría a visitar por más que ir a mi casa no llevara más tiempo ni fuera más peligroso que ir a muchos otros lados dentro de París. 3. Que ningún parisino estaría satisfecho de vivir en un lugar así, y preferirá pagar el doble por la mitad de la superficie sólo por estar en el interior de los antiguos muros (ahora el periférico). Segunda anécdota. Unos meses despúes de mi llegada fue la primera ronda de las presidenciales y LePen pasa a la segunda ronda junto con Chirac (los dos de derecha), el primero con un 20 por ciento de los votos de los franceses. Uno de cada cinco franceses está de acuerdo que deberían de correr a todos y cada uno de los extranjeros de este país porque no son más que basura. Ese día lloré. Al día siguiente una manifestación es organizada para repudiar el avance de LePen; antes de acudir a la cita en la place de la republique, pregunto a algunos estudiantes de Sciences Po si piensan venir; respuesta, mmh, no, eso de gritar contra el Front National (FN) es asunto de adolescentes. Aclaro que Sciences Po es prácticamente la única escuela en Francia que permite un acceso a los puestos del gobierno después de haber pasado por la Escuela Nacional de Administración (ENA), donde por cierto menos del 2% de los estudiantes son negros o árabes. Ok, hay un problema por ahí del que nadie quiere hablar. Hace 30 años se trajeron miles de trabajadores como mano de obra barata de las antiguas colonias francesas al norte de Africa con la idea de regresarlos a sus países cuando ya no se les necesitara. Como medida para no mezclarlos con los franceses se les "encerró" en las famosas "cités", es decir en conjuntos habitacionales sin ningún gusto, de superficies muy reducidas, sin centros recreativos... por ahí alguien me recordará el término que se inventó alguna vez para aquellos lugares con las mínimas condiciones para que el trabajador regrese únicamente para dormir unas horas en las noches y vuelva a su trabajo de buena hora en la mañana. Lo que no se esperaron fue la imposibilidad de mandar a toda esa gente de regreso con sus familias que los esperaban en Africa, al contrario, esa gente se las ingenió para que sus familias cruzaran el mediterráneo y sus hijos nacieron en territorio francés. En la torre!
Bueno, no es tan grave dijeron los chiraques, ellos en su banlieue, y en París no ponen un pié. Efectivamente París es para los parisinos, no sólo cada quien va a la escuela que le corresponde, sino que en los concursos de admisión para cualquier buen instituto o empresa, las posibilidades aumentant conforme uno sabe hablar sin acento, sin slang, siempre ayuda no ser musulmán, en fin, hay ventajas cuando uno no se llama Mohamed.
Ahora, el futuro presidente de este país, Nicolás Sarkozy, ha sabido convencer a su pueblo que lo que hace falta es un brazo de hierro que ponga a los racailles (escoria) en su lugar. Según yo, ya están en el lugar en donde los metieron. Ahora, no se bien que espera que hagan de sus vidas si no están en posición de obtener trabajos ni de recibir formaciones, y no todos saben jugar futbol tan bien como Zidane. Pero eso sí, a partir de hoy en la noche no podrán reunirse en las calles ni pasear después de las 11 de la noche si usan ropa guanga y no son rubios. Yo dudo que esta medida deje contento a alguien puesto que no resuelve absolutamente en nada el problema que inició este movimiento, es decir, el aislamiento y represión que sufren los grupos sociales de religión o cultura distinta a la franco-francesa (vive la republique). Ah pero eso sí, en todo edificio público francés, y con letras grandes LIBERTE, EGALITE, FRATERNITE.

4 Comments:

Anonymous natalia said...

Mi idea puede ser absurda pero es una especie de justicia histórica, las ex colonias ahora invaden la metrópoli, tendrán que soportarlo los parisinos... pero dime ¿qué opinas tu de la prohibición del uso del velo en las escuelas públicas? ahí creo que ya se complica la igualdad... dime una cosa ¿te gustaría que después de mucho esfuerzo, construyes una casa y luego llegan otros a modificarla? creo que la búsqueda del equilibrio siempre es muy difícil... te escribiré más la otra semana

1:11 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Quite interesting blog! I am sure to come back!

This is my Wine Refrigerators
blog!

4:27 p. m.  
Anonymous Katie said...

Muy buena, tu análisis de la situación.

Y si es que el modelo francés de la igualdad de todos no es más que una teoría, qué opinas del modelo británico de la discriminación positiva ? Alli adoptan el punto de vista más pragmatico que ciertas minorías específicas sufren la discriminación, y que por eso hay que tomar acción a favor de ellos. Resulta que existen por ejemplo agencias de empleo sólo para extranjeros, cosa que ha permitido a personas de otra origen a acceder a puestos de responsabilidad etc. Los Franceses son oponen a esto, porque va en contra del principio de la igualdad. Sin embargo, si la realidad demuestra que Mohamed no tiene la misma oportunidad que Jean, que le cuesta más conseguir lo mismo porque está confrontado a la discriminación y otros problemas, por qué no brindarle más apoyo ?
Aqui tienen miedo a afrontar eso de la diferencia, porque lo asocian automáticamente con la idea de ser « peor » o « mejor » que el otro. Mais non ! TOUS EGAUX, TOUS DIFFERENTS !

4:48 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Je sais qu'un article vindicatif prend plus d'intérêt et d'étoffe. Ta colère et ton dégoût se comprennent d'autant plus que je te soupçonne d'être déjà français. N’oublie donc pas que cette France est multiple, que tes connaissances de sciences Po. sont loin de représenter une majorité, les parisiens non plus.
La création des banlieues est complexe, même s’il marque le début d’une arnaque du logement à grande échelle, une spéculation sur la pauvreté, ces ensembles ont été construits dans une logique d’après guerre, il était question de reloger en nombre. Production de masse passée et présente. Ségrégation par le logement, présente et future. Tous les pays en souffrent, le Mexique aussi. N’oublie pas que l’évolution humaine est lente et que depuis nos grands parents les mentalités ont avancées. Mais je t’accorde que le racisme perdure, et en devient cynique dans un pays qui prétend à la fraternité. Alors changeons nos quotidiens, mais n’accablons pas des citoyens qui ne savent même plus ce que c’est que de l’être. Ne les accablons pas pour être eux aussi manipulés par des politiques et des économistes, et pire, en se croyant libres et intelligents.
Natalia parle de justice historique, de juste retour des choses, je sens aussi que ça arrive, du moins je l'espère, nous sommes tous conséquence de l'histoire et de ces horreurs plus ou moins anciennes.
Si tu as une solution, ne serait-ce qu’à ton échelle, fais le nous savoir. Moi aussi je me sens déprimée, ce qui est très français d'ailleurs...
Et moi aussi je cherche les sourires gratuits sous le ciel gris.

7:39 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home